PARÁLISIS CEREBRAL

Esta información tan completa y estructura sobre la parálisis cerebral la he obtenido de la webquest http://lauraaparicio.wordpress.com/paralisis-cerebral/

DEFINICIÓN:

La parálisis cerebral (PC) es un trastorno persistente del movimiento y de la postura causado por una lesión no evolutiva del sistema nervioso central (SNC) durante el período temprano del desarrollo cerebral, limitado en general a los tres primeros años de vida (Eicher y Batshaw, 1993).

A pesar de que la lesión que causa la parálisis cerebral no es progresiva, sus manifestaciones clínicas pueden cambiar con el transcurso del tiempo debido a la plasticidad del cerebro en desarrollo (capacidad de reestructuración funcional y estructural del SNC tras una agresión).

Es una alteración permanente, no sujeta a un proceso evolutivo y aunque el déficit posee un carácter definitivo, es susceptible de mejorar y no representa por sí mismo repercusiones a nivel cognitivo ni mental.

Asociados a la parálisis cerebral se pueden presentar una serie de trastornos:

-          trastornos de la fonación, articulación de palabras y estructura del lenguaje

-          trastornos visuales

-          trastornos osteoarticulares

-          alteraciones respiratorias. Presentes en el 75% de los niños debido a la afectación del    músculo diafragma

-          alteraciones psicoafectivas

-          alteraciones de las estructuras psicomotoras

-          posible déficit intelectual

-          trastornos auditivos. El 25 % presenta hipoacusia por lesión cerebral o por otitis de repetición. En muchos casos se cree que en realidad son agnosias auditivas.

INCIDENCIA:

La incidencia de PC se sitúa en alrededor de 2 por 1000 recién nacidos vivos. En los últimos años parece observarse un ligero aumento de la incidencia, así como un cambio en la frecuencia de los diversos subtipos de PC. Este aumento se atribuye a la mayor supervivencia de recién nacidos de muy bajo peso al nacimiento (Hagberg y cols., 1989).

ETIOLOGÍA:

Según el National Collaborative Perinatal Project (NCPP), hay una cierta relación de la PC tanto con el bajo peso como con la asfixia grave al nacimiento. No obstante, estos dos aspectos no explican todos los casos de PC pues son múltiples las causas que pueden lesionar el cerebro en desarrollo y ocasionar PC.

Causas de la PC

Factores prenatales:

- Infecciones intrauterinas (rubéola, toxoplasmosis)

- Retraso del crecimiento intrauterino

- Malformaciones cerebrales

- Anomalías genéticas (parálisis en tíos, abuelos…)

- Agentes teratógenos (Roacután, Talidomida…)

- Hemorragias repetidas durante el embarazo

- Hiperemesis gravídico gestacional

- Incompatibilidad RH entre el padre y la madre

- Inseminación artificial (tienen más posibilidades que los engendrados naturalmente)

Factores perinatales:

- Prematuridad

- Hipoxia-isquemia

- Infección del SNC

- Alteraciones metabólicas

- Hemorragia intracraneal

- Bajo peso

- Nacimiento mediante forcéps

- Distocia de presentación

- Cambio brusco en la presión (más riesgo en la cesárea)

- Hipermadurez

Factores postnatales:

- Infecciones (meningitis, encefalitis)

- Traumatismo cráneo-encefálico

- Estado convulsivo (convulsiones no controlables)

- Deshidratación grave

- Paro cardiorrespiratorio

- Hemorragia o embolia

- Ictericia del recién nacido

- Neoformaciones o tumores cerebrales

CLASIFICACIÓN:

Según el nivel de afectación a nivel motor la Parálisis Cerebral puede manifestar diferentes formas e intensidad:

- Según la extremidad afectada

- según los síntomas

Según la extremidad afectada:

La Hemiplejía se produce cuando está afectada la extremidad superior e inferior del mismo lado, mientras que la otra mitad funciona con normalidad.

La Diplejía afecta a las dos piernas, los brazos están ligeramente afectados.

Paraplejía afecta sólo a los miembros inferiores.

Cuando están afectados los dos brazos y las dos piernas se habla de una Tetraplejía.

Triplejia, cuando están afectadas tres extremidades, generalmente las dos inferiores y una superior.

Según los síntomas:

Parálisis cerebral espástica

Es el tipo más frecuente. Se debe a una lesión en la corteza cerebral, afectando al sistema piramidal, que implica sobre todo a los centros motores. Se caracteriza por la pérdida de control de los movimientos voluntarios, rigidez de movimientos y la incapacidad para relajar grupos musculares.

La afectación del tono muscular puede manifestarse como contracción, torpeza o rigidez, esta afectación de los sistemas musculares produce graves interferencias en el movimiento y en la postura. Conlleva, por tanto, un estado de hipertonía muscular, que incluye un aumento de los reflejos. Diferentes situaciones y condiciones como la postura, el posicionamiento, el estrés, la temperatura y el estiramiento previo al movimiento pueden provocar variaciones en este estado de excesivo tono muscular.

Parálisis Cerebral Atetoide, atetóxica o discinética

Es un trastorno situado en los ganglios basales, es decir es una lesión extrapiramidal. Ello provoca movimientos involuntarios lentos, que resultan incontrolables, irregulares y espasmódicos. Frecuentemente estos movimientos aumentan con las emociones o con el estrés. Estas reacciones involuntarias interfieren en los movimientos al intentar realizar una acción voluntaria ya que sus brazos y sus piernas se mueven de una manera descontrolada, y puede ser difícil entenderles debido a que tienen dificultad para controlar su lengua, la respiración y las cuerdas vocales.

El tono muscular sufre fluctuaciones y cambios del mismo, pudiendo darse que en situación de tranquilidad se muestre incapacidad para mantener una postura y, en situación de excitación se de un aumento de la estereotipias.

Parálisis Cerebral Atáxica

Es poco frecuente. La región alterada es el cerebelo o sus vías de conexión. La patología más corriente es de tipo malformativo (aplasia o malformación del cerebelo). Se caracteriza por tener grandes dificultades en el equilibrio, control del tronco y dificultades en la coordinación general de los movimientos y de la coordinación óculo manual. Según la porción afectada del cerebelo puede aparecer temblor o falta de coordinación y dificultad en los movimientos rápidos y precisos, así como un habla temblorosa.

Estos factores hacen que el desplazamiento se realice muy lentamente y de forma insegura, por lo que ocasionalmente se utiliza un modo de andar en el que se amplía la base de sustentación para compensar este trastorno.

Parálisis cerebral mixta

Es poco frecuente que un sujeto presente un cuadro de afectación concreto, por lo que es la patología mixta la afectación motriz más corriente. El trastorno mixto que se produce con mayor frecuencia es la atetosis espástica, aunque es posible cualquier combinación.

MANIFESTACIONES LINGÜÍSTICAS GENERALES TIENEN LOS INDIVIDUOS QUE LA PADECEN

El término parálisis cerebral engloba toda una serie de trastornos que tienen en común una etiología neurológica con alteraciones en cuanto al desarrollo psicomotor y problemas del lenguaje característicos. No existe un modelo típico en el lenguaje, su desarrollo dependerá del desarrollo motor y la capacidad intelectual.

Debido a que la parálisis cerebral es una lesión de las vías y centros motores del cerebro, no tienen por qué haber problemas en el desarrollo lingüístico, pero a menudo coexiste la lesión motriz con otras de los centros del lenguaje.

En el niño con parálisis cerebral, la adquisición del lenguaje puede estar retrasada y además puede presentar trastornos de la articulación, respiración, voz, fluidez y prosodia.

La diversidad en cuanto a la afectación motriz general también puede manifestarse en el lenguaje. Distinguimos:

  1. Problemas motores de expresión que afectan al habla y la voz

Problemas motores de expresión:

Los problemas más frecuentes son:

- Alteraciones de la expresión facial: los síntomas se observan desde los primeros meses, porque el niño siempre tiene la misma expresión facial, sin apenas variaciones.

- Alteraciones del tono muscular y de la actividad postural general que dificultan la emisión vocal: muchas veces les resulta imposible hacer movimientos diferenciados sólo del sistema fonoarticulatorio y por ello reaccionan con movimientos incontrolados o bloqueos de determinadas partes del cuerpo que dificultan la emisión de voz y articulación.

- Alteraciones de la emisión vocal: se manifiestan por intensidad o bloqueos a causa de espasmos, debilidad o incoordinación de los órganos de la respiración y de la voz.

- Alteraciones en la fluidez del lenguaje y en la prosodia: lenguaje fragmentado, pausas no adecuadas, alteraciones en la entonación, deficiente melodía y ritmo a causa de una respiración superficial o mal coordinada, espasmos del diafragma o dificultades de coordinación de movimientos.

- Hipernasalidad constante o intermitente: a causa de un insuficiente control del velo del paladar.

- Alteraciones de los reflejos orales: algunos niños no presentan el reflejo de succión los primeros meses o no llegan a inhibir el reflejo de morder o el de náusea.

- Alteraciones de la articulación, por dificultades en los movimientos del maxilar, labios y lengua. Puede ser que estén mal graduados, sin coordinación y en ocasiones no son voluntarios

- Alteraciones auditivas

- Déficits cognitivos

- Problemas conductuales

CÓMO REEDUCAR O INTERVENIR EN LOS DIFERENTES PLANOS DEL LENGUAJE

El tratamiento de los problemas motores del lenguaje en la parálisis cerebral ha de ser multidisciplinar, precoz, hay que conseguir un sistema válido de comunicación y buscar un sistema válido de comunicación. Es un tratamiento muy prolongado en el tiempo.

A pesar de la importancia del tratamiento médico vamos a centrarnos en la intervención de todos aquellos elementos que faciliten a ayuden la adquisición del lenguaje, que es el tema que nos atañe. Por lo tanto los objetivos del tratamiento de se pueden resumir en dos grandes bloques: cognitivo-lingüístico y social.

El primero de ellos comprenderá todos los medios que se dediquen a mejorar el desarrollo lingüístico del niño, y el segundo a favorecer la integración de estos aprendizajes en un medio social o a favorecerlos a partir del mismo.

Diferentes áreas de tratamiento:

- Tratamiento de la alimentación: es importante porque con él se ejercitan toda una serie de movimientos de la zona oral relacionados con el habla, como son la movilidad de la lengua y de la mandíbula, la coordinación de sus movimientos con la respiración, etc.

- Tratamiento de la zona oral: una serie de métodos para mejorar la movilidad, sensibilidad y funcionalidad de las mejillas, boca, labios y lengua a través de ejercicios aislados y de otros ligados a funciones que implican coordinación, como la succión, el reflejo de morder, el reflejo de náusea y la deglución correcta.

- Facilitación postural: los patrones anormales y el tono muscular excesivamente alto o bajo dificultan la emisión de voz. El objetivo de este tratamiento es conseguir una posición lo más parecida posible a la normal, con un tono muscular regularizado que favorezca la emisión de voz y la articulación. Se persiguen diversos objetivos generales con este tratamiento: favorecer el movimiento normal, favorecer el tono muscular normal, control de la cabeza y el cuello, control de la mandíbula y facilitar la respiración y la voz.

- Respiración: el volumen y el control de la respiración son básicos para una correcta fonación

- Fonación y voz: las alteraciones en estas dos áreas son frecuentes y muchas veces van ligadas a trastornos de la respiración. Son causadas por hiperaducción de las cuerdas vocales (espásticos), por hipoaducción (hipotónicos) o por mala coordinación de los movimientos (atáxicos y atetósicos).

- Articulación: la mayoría de niños con PC presentan alteraciones de articulación que repercuten directamente en la inteligibilidad del discurso. Los ejercicios que se llevan a cabo son: ejercicios específicos de los músculos de la articulación, aumentar el tiempo de articulación, exageración de los movimientos de articulación, rehuir la velocidad del habla alargando las vocales, aplicar ejercicios de prosodia adaptados a la articulación, entrenamiento fonético, técnicas compensadoras.

- Prosodia: se compone del acento, entonación, duración, pausas y ritmo al hablar. La utilización de diferentes patrones de prosodia puede suponer una mejora importante de la inteligibilidad del habla. Se trabaja el ritmo, el acento y la entonación.

- Asesoramiento familiar: existen distintas áreas de colaboración: aspectos concretos del tratamiento y desarrollo verbal y comunicativo.

BIBLIOGRAFÍA Y WEBGRAFÍA:

  • Puyuelo, M.; Póo, P.; Basil, C. y Le Métayer, M. (1996). Logopedia en la parálisis cerebral: diagnóstico y tratamiento. Barcelona: Masson.
  • Rosa, A.; Montero, I. y Cruz, M. (1993) El niño con parálisis cerebral: enculturación desarrollo e intervención. Madrid: Ministerio de Educación y Ciencia.
  • www.uv.es/hijos-esp/boletines/aspace/asp_1/asp_1.html-17k

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s